El programa Comida Segura continúa a la entrega de alimentos a familias de escasos recursos

/

Esta semana, la presidenta municipal Marina Vitela, reiteró su compromiso para con la
la población más desprotegida por medio del programa “Comida Segura”, a través de la Dirección de Bienestar Social. El programa Comida Segura consiste en la entrega de alimentos calientes a los habitantes de comunidades rurales de Gómez Palacio, Fidel Velázquez, Rincón de Santa Cruz, San Isidro, 18 de Marzo y otras colonias adyacentes, donde se entregaron cientos de platillos a familias de escasos recursos económicos.

Por medio de la Dirección de Bienestar Social, se mantiene el apoyo de forma semanal, se programan diferentes rutas con el objetivo de alcanzar al mayor número de familias posible. Cabe destacar que el programa Comida Segura inició como consecuencia directa de la crisis sanitaria vivida tras el período de pandemia por COVID-19, ante la amplia necesidad de generar apoyos para quienes, se vieron afectados por el cierre de establecimientos y la pérdida del empleo.

El programa Comida Segura complementa una canasta básica con diversos alimentos como pollo congelado, leche, verduras varias, entre otros, y es posible distribuirlos gracias al apoyo de empresas privadas socialmente responsables, que han depositado su confianza en la Administración que encabeza la presidenta Marina Vitela y que se han sumado a esta labor. Así como el personal de distribución de alimentos, que opera en largas jornadas para hacer posible la repartición de las comidas calientes, siguiendo con las medidas sanitarias por COVID-19.

Se estima que este programa de ayuda social, al ser uno de los más demandados por la comunidad, se convierta en uno de los más longevos; al menos hasta que se hayan solucionado los problemas de fondo que hicieron necesaria su implementación en primer lugar.

Historia Anterior

Coalición de trabajadores cumple 4 meses de platón de dignidad magisterial

Siguiente

Andra niega demanda contra la Piñatería Ramírez

Últimas de Durango