Vacuna AstraZeneca ayuda a combatir el cáncer de pulmón

Desde hace décadas, el cáncer pulmonar es considerado el más mortal en el mundo, ya que causa más decesos al año que los de mama, colon y próstata combinados. Es la primera causa de muerte por cáncer a nivel mundial, sobrepasando al cáncer de colon y de cérvix, y siendo superado sólo por el cáncer de mama en la población femenina.

Sin embargo, según un nuevo estudio, el terror que ejerce esta enfermedad en la vida de millones de personas, pronto se podría verse felizmente reducido. Un grupo de científicos de la Universidad de Oxford trabajan en el desarrollo de una vacuna contra el cáncer de pulmón que tiene como base el vector viral utilizado para su inoculante contra el COVID-19.

La vacuna, que por el momento solo se ha probado en animales con resultados positivos, está basada en una vacuna Ankara modificada (MVA) y adenovirus de chimpancé (ChAdOx1). Ambos componentes han sido probados en inyecciones destinadas a combatir la enfermedad generada por las nuevas cepas de coronavirus. Pero en concreto el adenovirus de chimpancé (ChAdOx1) es el vector viral empleado para codificar la proteína S completa del SARS-CoV-2 de la vacuna de Oxford-AstraZeneca. Ahora los investigadores del Instituto Ludwig para la Investigación del Cáncer de la Universidad de Oxford se están sirviendo de él para lograr desarrollar una vacuna contra el carcinoma pulmonar no microcítico.

Hasta el momento el fármaco solo ha sido probado en ratones, pero los resultados publicados en el Journal for ImmunoTherapy of Cancer, han mostrado que la vacuna resultó eficaz para desencadenar una “potente inducción de células T CD8”. “Demostramos que la vacuna ChAdOx1/MVA P1A aumenta los niveles de linfocitos infiltrantes de tumores (TIL) CD8 + específicos de P1A en un tumor que de otro modo estaría mal infiltrado y mejora la respuesta al bloqueo, lo que resulta en un mejor control del tumor y una mejor supervivencia”, así comentan los autores en el estudio.

El estudio avanza a buen pie y hay muchas razones para tener optimismo respecto a su eficiencia, pero por el momento solo nos queda esperar a que este nuevo fármaco sea un paso importante en la lucha contra el cáncer de pulmón.

El estudio fue realizado por el grupo del profesor Benoit Van den Eynde en el Instituto Ludwig para la Investigación del Cáncer de la Universidad de Oxford en colaboración con los coautores Adrian Hill e Irina Redchenko del el Instituto Jenner de la Universidad.

Historia Anterior

¿Qué es CoDi pagos y cómo utilizarlo?

Siguiente

Doctora es despedida por dormir durante su horario laboral

Últimas de Global