Evergrande: ¿por qué la caída del gigante inmobiliario no es solo una amenaza para la economía china?

Evergrande hasta hace unos días era una de las empresas del sector inmobiliario más valiosas del mundo, pero el desplome de sus acciones la ha situado al borde de la quiebra y ha reavivado los miedos de una burbuja inmobiliaria china.

A continuación te explicaremos lo que está pasando con esta empresa inmobiliaria:

La semana pasada, Evergrande anunció que no será capaz de cumplir con sus obligaciones de pago de deuda. El final para los acreedores justo ha llegado previo a la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos esta semana.

Los pagos de intereses de dos bonos de Evergrande vencen el jueves, una prueba clave para determinar si la compañía continuará cumpliendo con las obligaciones con los tenedores de deuda, incluso si se atrasa en los pagos a bancos, proveedores y tenedores de productos de inversión en territorio chino.

La angustia por el desarrollador más endeudado del mundo se está extendiendo, además, porque los principales responsables políticos chinos han guardado silencio sobre si el gobierno intervendrá para evitar un colapso desordenado.

Debido a las repercusiones de los problemas de la empresa de bienes raíces, los mercados accionarios estadounidenses arrancaron la semana con fuertes caídas. Las operaciones del Promedio Industrial Dow Jones perdió un 1.49 por ciento, a 34 mil 69.40 puntos. El S&P 500 cayó un 1.31 por ciento, a 34 mil 69.40 unidades y el Nasdaq Composite retrocedió un 1.50 por ciento, a 14 mil 814.70 unidades.

La situación de empresa también ha provocado la mayor venta masiva de acciones inmobiliarias de Hong Kong en más de un año y arrastró todo, desde los bancos hasta Ping An Insurance Group y la deuda en dólares de alto rendimiento.

Ante esta situación, los estrategas de Morgan Stanley liderados por Michael Wilson, ven un riesgo creciente de una caída de más del 20 por ciento en el mercado accionario estadounidense.

 

 

Historia Anterior

Suprema Corte de Justicia invalida la objeción de conciencia frente a los abortos

Siguiente

Astor Ledezma presenta su segunda novela Madre Araña

Últimas de Industrias y Negocios