Maestros detectan comportamientos anormales en estudiantes de La Laguna

//

Desde la masacre en la escuela primaria Robb de Uvalde, Texas, donde murieron 19 alumnos y 2 maestras, en Gómez Palacio se prendieron los focos rojos, al grado de que hubo algunas asociaciones de padres de familia pensaron en contratar agentes de seguridad para el resguardo de los centros educativos.

Al respecto, el subsecretario de educación en la región Laguna de Durango, Cuitláhuac Valdés Gutiérrez, dijo que es obvio que hubo alarma entre algunos padres de familia tras conocer esta fatídica noticia, “sin embargo, se reactivaron protocolos y medidas de seguridad para estar al pendiente ante cualquier actitud negativa, además de que a los maestros se les dieron las herramientas necesarias para poder detectar cambios en el comportamiento entre los estudiantes”.

Historia Anterior

Ya ni la amuelan; suman ya 30 mil perros callejeros en Gómez Palacio

Siguiente

La Arena Olímpico Laguna promete fuego en el ring

Últimas de Durango